18 de enero—WATERFORD — Alrededor de 40 estudiantes de un club de escuela secundaria viajaron el jueves a la conferencia Modelo de Naciones Unidas de la Universidad de Yale.

La quincuagésima conferencia anual organizada por Yale ofrece a los estudiantes la oportunidad de discutir temas globales con casi 2.000 otros estudiantes del Modelo de las Naciones Unidas de todo el mundo.

Los estudiantes de último año Jay Zimmermann, Suhana Sharma, Maple Siu y Alistair Haglund hablaron el miércoles sobre la oportunidad única que la conferencia de Yale brinda al Club Modelo de Naciones Unidas de Waterford.

Hasta el miércoles, Haglund dijo que la conferencia de Yale es muy divertida porque permite a los estudiantes la oportunidad de salir de la escuela y conocer a niños de todo el mundo.

“Y creo que es por eso que todos esperan tanto YMUN, porque podemos conocer a mucha gente nueva, interesante y genial mientras hacemos algo que disfrutamos”, añadió.

Suhana, añadió que los estudiantes que asisten a la conferencia siempre se van con nuevos amigos.

“Si habla con cualquier delegado que fue a Yale el año pasado, probablemente pueda decirle una o dos personas con las que se mantuvo en contacto o que estuvieron muy cerca de la conferencia”, dijo.

Siu dijo que la conferencia de Yale también refuerza la camaradería que los miembros ya sienten como una pequeña escuela que participa en una gran conferencia.

Ian Cheney, asesor del club y profesor de gobierno e historia en la escuela secundaria, estuvo de acuerdo con Siu y agregó que la mayoría de las escuelas que participan en la conferencia de Yale son escuelas privadas. Waterford a menudo compite contra escuelas que tienen clases Modelo ONU, no clubes, que ofrecen a los estudiantes mucha más experiencia.

“Creo que nos mantenemos firmes. El año pasado nos llevamos a casa tres premios, fue el número más alto de nuestra historia. Por eso hay mucho orgullo al participar juntos”, dijo.

Esta será la duodécima vez que Cheney asista a la conferencia y agregó que nunca ha tenido “oficiales más preparados y trabajadores” como ahora.

El club se reúne una vez por semana y discute eventos actuales o temas mundiales como la trata de personas y la limpieza étnica.

Zimmermann, Sharma, Siu y Haglund preparan un resumen del tema que los estudiantes necesitan investigar y cómo las verdaderas Naciones Unidas han tratado el tema. En una reunión cada mes, cada estudiante asume el papel de un país o partido involucrado en un tema y lo discute desde su punto de vista.

Cheney dijo que los miembros del club no pueden elegir qué país se les asigna representar en la conferencia, por lo que es posible que tengan que defender algo en lo que personalmente no creen.

El club capacita a sus miembros en habilidades de diplomacia y negociación, dijo Haglund, para que puedan llegar a acuerdos y encontrar soluciones.

“Y luego, para mí, es fácil aprender sobre la ONU. Porque esto sigue el modelo de la ONU real. Así que aprendemos qué tipos de cuestiones están analizando, cuáles son sus procedimientos, cómo funcionan realmente las cosas”. en el mundo real”, afirmó Siu.

Haglund dijo que una de las cosas más importantes que obtienen los estudiantes a través del club es la experiencia de hablar en público. Otros embajadores estuvieron de acuerdo y explicaron que el club ofrece un ambiente cómodo donde los estudiantes se apoyan entre sí mientras practican lo que puede ser una habilidad intimidante.

“Yo diría que nuestro Modelo de la ONU es un espacio seguro, porque incluso si no eres el mejor orador en público, puedes levantarte y hablar y está bien si te equivocas o no dices las cosas correctamente”, dijo. “Simplemente no estás muy nervioso porque es un gran lugar para practicar”.

d.drainville@theday.com

By rb8jg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *