HELSINKI (AP) — Finlandia dijo el jueves que extendería el cierre de su frontera con Rusia por un mes más porque sospecha que Moscú está tratando de socavar la seguridad del país nórdico al enviar inmigrantes indocumentados a través de la frontera.

Finlandia cerró la frontera a fines del año pasado después de que 1.300 inmigrantes sin la documentación o visas adecuadas hubieran llegado a través de la frontera desde septiembre, un número inusualmente alto, pocos meses después de que Finlandia se uniera a la alianza de la OTAN.

Finlandia acusó a Rusia de deliberadamente llevar a los inmigrantes a su frontera normalmente fuertemente controlada. El Kremlin negó la acusación y dice que lamenta el cierre de las fronteras finlandesas.

El último cierre durará hasta el 11 de febrero, dijo la ministra del Interior, Mari Rantanen, en una conferencia de prensa en Helsinki, afirmando que las autoridades creen que la campaña rusa de manipulación de inmigrantes indocumentados continúa.

“Hay gente en zonas cercanas esperando que se abra la frontera”, dijo Rantanen.

Los inmigrantes que llegaron en los últimos meses del año pasado procedían principalmente de Medio Oriente y África -particularmente de Siria, Somalia y Yemen- y la gran mayoría de ellos buscó asilo en Finlandia. Actualmente se encuentran retenidos en centros de recepción de inmigrantes en todo el país a la espera de la decisión de las autoridades.

Mucha gente en Finlandia ha caracterizado las supuestas acciones de Moscú como represalia por el ingreso del país nórdico a la OTAN en abril del año pasado, pero los expertos en seguridad finlandeses han dicho que el motivo principal de Rusia para tales maniobras migratorias sigue sin estar claro.

El gobierno del primer ministro Petteri Orpo optó originalmente por cerrar la frontera de 1.340 kilómetros (830 millas) en noviembre, citando preocupaciones de seguridad y la “guerra híbrida” de Rusia. Posteriormente abrió dos puestos de control seleccionados en el este y el norte de Finlandia a modo de prueba, pero la afluencia de inmigrantes continuó.

Los ocho puntos fronterizos para pasajeros entre Finlandia y Rusia han estado cerrados desde el 15 de diciembre. El puesto de control ferroviario del sudeste para trenes de carga en Vainikkala permanece abierto por ahora.

Finlandia, una nación de 5,6 millones de habitantes, actúa como frontera exterior de la Unión Europea en el norte y constituye una parte importante del flanco nororiental de la OTAN.

___

Siga la cobertura de AP sobre la migración global en https://apnews.com/hub/migration

By rb8jg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *